Escuela Sabática Jóvenes | Martes 25 de septiembre 2018 | Una amistad arriesgada

MARTES 25 SEPTIEMBRE
UNA AMISTAD ARRIESGADA
Evidencia: Hech. 27:1-28:14.
Las bitácoras de la travesía náutica que realizó Pablo como prisionero, en Hechos 27 y 28, son realmente una gran historia de aventuras. Un peligroso viaje con vientos tempestuosos, incluyendo estar varados temporalmente en una Isla remota, un naufragio y los encuentros con la gente de Malta… la trama tiene idas y vueltas, y se resuelve en una especie de final feliz cuando finalmente llegan a Roma.
Es muy fácil olvidar que la historia es el viaje de un prisionero, porque Pablo emerge como la figura heroica de la narrativa. Él era el hombre sabio (Hech. 27:9-11): el que llevaba mensajes de aliento (vers. 21-26); el salvador de muchas vidas (vers. 31); el líder espiritual (vers. 35, 36); la persona inmune a las serpientes (Hech. 28:3-6); y el sanador (vers. 8,9). Pablo fue la estrella de la historia.
No obstante, hubo otro héroe silencioso que se hizo invisible en esta notable historia. Lucas, a quien Pablo llamó el “querido médico” (Col. 4:14), el meticuloso escritor del relato, estaba al lado de Pablo. Junto con Aristarco (Hech. 27:2), eran los “otros prisioneros” junto con Pablo en este viaje, y estaba atravesando todos los peligros del trayecto.
¿Por qué Lucas estaba allí? Pablo era un prisionero, pero Lucas no; no tenía que ir con Pablo y exponerse a todos esos peligros “innecesarios”. Pero fue voluntariamente, y pasó varias veces experiencias cercanas a la muerte.
¿Por qué alguien se molestaría por otra persona a tales extremos? En sus escritos, él incluso pasa por alto su propio nombre, aunque se puede deducir que debió haber contribuido mucho para ayudar a Pablo y ministrar a los demás en el barco. Lucas hace de Pablo el héroe de la historia, incluso cuando se habla de curaciones y salud -su campo de especialidad- en el episodio del padre enfermo de Publio en Malta.
Hechos 27 y 28 da testimonio no solo de un escritor detallado y meticuloso, sino también de un amigo fiel y un alma humilde. Jesús dijo; “Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos” (Juan 15:13). Vemos este reflejo de Jesús en Lucas, el compañero fiel que entregó voluntariamente su vida por Pablo, su amigo. Como Jesús, “se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo” (Fil. 2:7).
Qué bendición tener un amigo tan fiel. Pablo debió de haber sido muy bendecido por la compañía y la perseverancia de Lucas. Su viaje habría sido mucho más solitario de no haber sido por él.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Tienes un amigo perseverante que es más fiel que un hermano? Quizá sea aún más Im portante preguntar: ¿eres tú un amigo fiel? ¿Hay alguien por quien darías la vida?
¿Cuál ha sido la lección más importante que te llevas de estudiar el libro de Hechos este trimestre?
Josephine Elia Loi, Frederick, Colorado, EE.UU.
=============================
Escuela Sabática – lección 13 – folleto jóvenes
Esta semana estudiaremos la lección 13 – El viaje a Roma
Para el 29 de septiembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*