Escuela Sabática Jóvenes | Jueves 27 de septiembre 2018 | Vivir con propósito

JUEVES 27 SEPTIEMBRE
VIVIR CON PROPÓSITO NO ES PARA LOS POCOS. SINO PARA LOS POCOS QUE LO ELIGEN
Opinión: Hech. 28:24-31.
Realmente admiro el coraje y la fe de Pablo para creer que Dios estaría a cargo de su vida, y aprecio el gran ejemplo que es para nosotros de cómo vivir verdaderamente el mensaje del evangelio. Pablo tenía una disposición a contar el mensaje de esperanza, sin importar las circunstancias personales: y todos sabemos que muchas de ellas no eran necesariamente las más adecuadas para predicar. Pero, en realidad, ¿qué podía temer él, siendo que había sido animado personalmente por un ángel de Dios con las palabras: “No tengas miedo, Pablo. Tienes que comparecer ante el emperador’ (Hech. 27:24)?
En Hechos 28:17 al 22 leímos el relato de cómo Pablo habló al pueblo y lo llamó a salir de su apatía y complacencia, citando el mensaje del profeta Isaías. ¿Cuánto te gustaría que te asociaran con esta declaración: “Por mucho que oigan, no entenderán: por mucho que vean, no percibirán” (vers. 26)? Nuestro corazón realmente se ha endurecido, y desafortunadamente parece que los pecados de la complacencia y la apatía están ampliamente aceptados como algo normal en nuestra iglesia. ¿Cuándo se volvió normal eso?
El libro de Hechos realmente es inspirador porque en él podemos sentir el fuego y la pasión de los fieles seguidores de Dios, viviendo de veras la Gran Comisión y entretejiéndola con su vida diaria. Había una presencia especial en ellos: sabían cuando alguien era un seguidor de Jesús. Pero te pregunto hoy: ¿podría alguien distinguirte de las masas de personas del mundo que caminan sobre esta Tierra?
En los últimos años, mi corazón se ha conmovido con una fuerte convicción de que, como pueblo de Dios, necesitamos un reavivamiento de nuestro propósito. Realmente necesitamos preguntarnos: “¿Por qué estamos aquí?”, y llegar a entender que la mayoría de nosotros vivimos vidas muy cómodas. No solo eso, seamos honestos: nos gusta que sea así.
Tememos salir de nuestra zona de confort; sin embargo, es al final de nuestra zona de confort que Cristo puede comenzar su mayor obra en nosotros, y por medio de nosotros. “Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús” (Fil. 1:6). La promesa está allí, pero necesitamos dar el paso de fe para caminar hacía ella y vivir de acuerdo con nuestro propósito, eligiendo cada día seguir alcanzando la victoria y cumpliendo nuestro papel en esta Tierra, mientras viajamos a la Tierra Prometida.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Por qué motivos sientes que hemos dejado de lado la urgencia de la Gran Comisión y el pronto regreso de Cristo?
¿En qué áreas de tu vida sientes que Dios te está pidiendo que salgas de tu zona de confort y camines hacia tu propósito?
Michelle Solheiro, Edmonton, Alberto, Canadá.
=============================
Escuela Sabática – lección 13 – folleto jóvenes
Esta semana estudiaremos la lección 13 – El viaje a Roma
Para el 29 de septiembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*