Escuela Sabática Jóvenes | Jueves 23 de agosto del 2018 | Una iglesia con una misión

JUEVES 23 AGOSTO
UNA IGLESIA CON UNA MISIÓN
Opinión: Hech. 15:1-24.
La iglesia es un cuerpo de creyentes, y así como hoy, los miembros de la iglesia primitiva no siempre estuvieron de acuerdo ni pensaron igual. En Hechos 15, Pablo y Bernabé experimentaron el enfrentamiento de un grupo de cristianos judaizantes. Eran personas judías miembros de la iglesia cristiana, y creían que los cristianos, para ser salvos, tenían que practicar todas las leyes bíblicas dadas a los judíos. En lugar de concentrarse en la fe en el sacrificio de Cristo para la salvación, los cristianos judíos estaban comenzando a permitir que cuestiones secundarias tuvieran preeminencia.
Pablo y Bernabé no reaccionaron de la manera en que tú o yo quizás habríamos respondido a un desafío así. Luego de una discusión acalorada, los judaizantes insistieron bruscamente en que Pablo y Bernabé viajaran a Jerusalén para consultar con los líderes de la iglesia allí. En lugar de quejarse sobre los judaizantes o hablar de las cosas negativas que acababan de ocurrir, Pablo y Bernabé informaron a la iglesia de Jerusalén sobre “las señales y prodigios que Dios había hecho por medio de ellos entre los gentiles” (Hech. 15:12).
Al concentrarse en lo que Dios había estado haciendo, Pablo y Bernabé vencieron la negatividad y llevaron la mirada de los líderes a la misión central de la iglesia de Dios. Por supuesto, todos los que estaban presentes en el Concilio de Jerusalén creían en la importancia de proclamar el evangelio. Pero cuando empezaron a deslizarse diferencias de opinión y de teología dentro de la iglesia, era fácil que los creyentes se distrajeran de su propósito. El desacuerdo con los judaizantes no era solo una discrepancia, sino una tentación a silenciar lentamente el carácter misionero del mensaje cristiano. Henry Martyn, misionero inglés en la India y en Persia en el siglo XVIII, declaró: “El espíritu de Cristo es el espíritu de las misiones. Cuanto más nos acerquemos a él, más intensamente nos volveremos misioneros”.’ Pablo y Bernabé reconocieron que Cristo instituyó la iglesia para la misión.
El Concilio de Jerusalén respondió a lo que Pablo y Bernabé habían compartido con un entendimiento renovado de su propósito como creyentes. Con Santiago como representante, asintieron en que la intención de Cristo era que todos, “el resto de la humanidad” (15:17), buscaran al Señor y fueran salvos. Hoy, como en los días de la iglesia primitiva, Dios llama a sus creyentes a compartir las buenas nuevas de la salvación. Los desacuerdos dentro de la iglesia nunca deberían distraernos de buscar a Cristo y cumplir la gran comisión evangélica
‘ Dr. León van Rooyen, Capture the Heart of God for the Nations: A 31-day Devotional Study (Tampa, Florida: Global Ministries and Rellef, 2010), p. 23.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo demostraron Pablo y Bernabé el carácter de Jesús mediante su respuesta a los judaizantes?
Esther Collier, Maitland, Nueva Gales del Sur, Australia.
=============================
ESCUELA SABÁTICA JOVENES – LECCIÓN 8 – FOLLETO JOVEN
Esta semana estudiaremos la lección 8 – El concilio de Jerusalén
Para el 25 de agosto del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*