Escuela Sabática Jóvenes | Jueves 11 de octubre 2018 | Discordia en la sinfonía

JUEVES 11 OCTUBRE
DISCORDIA EN LA SINFONÍA
Opinión – Jue. 2:15; 1 Cor. 1:10; Gál. 2:4-8
Estás sentado en un concierto y todos están en silencio, esperando que se eleve ante ellos el sonido armonioso de los instrumentos. El director de la orquesta levanta la batuta y las primeras notas flotan en el aire. El sonido progresa, y el director da todo de sí para obtener el glorioso sonido de los músicos. Sin embargo, algunos músicos deciden que ya no quieren seguir la partitura o las orientaciones del director; otros pueden tener un prejuicio personal contra el director y deciden tocar música diferente de la esperada, para avergonzarlo. Al desviarse de la música o tocar una partitura completamente distinta, alteran el ambiente asombroso creado por el director y se produce una cacofonía.
Así como surge discordia cuando los músicos ignoran las partituras o las indicaciones del director, es Inevitable que surja desunión en el momento en que el pueblo de Dios se aleja del simple “Así dice el Señor”. Cuando desobedecemos las guías que nos dejó Dios en su Palabra, el caos no tarda en llegar. El Señor mismo se aparta de nosotros (Jue. 2:15). Hay momentos en que ponemos nuestra propia interpretación humana en la Santa Biblia. Y como todos interpretan la Biblia como mejor les parece, por supuesto que habrá temas opuestos que llevarán a la confusión. Cuando un músico está aprendiendo un instrumento, consulta a un especialista en ese instrumento. Entonces, ¿no deberíamos acudir a Dios por ayuda para entender las cosas espirituales? (Sant. 1:5).
Cuando ya no dependemos de Dios y de su Palabra para ser transformados, albergamos prejuicios contra miembros de la iglesia. Podemos llegar a desarrollar prejuicios debido al trasfondo cultural de una persona o su historia antes de aceptar a Cristo. A veces, terminamos formando grupos en la iglesia, o rehusando interactuar con ciertos miembros solo porque no nos gustan, aunque no podamos explicar el porqué. Incluso si esa persona se acercara a nosotros con una verdad inspirada, y reconociéramos que es una verdad, nos rebelaríamos contra ella o la desestimaríamos simplemente por causa de nuestros prejuicios contra el mensajero. Pablo se enfrentó a esto en Galacia. Los feligreses reconocían que lo que él predicaba realmente era la verdad, pero dejaron el mensaje de lado por sus propios prejuicios personales (Gál. 2:4-8).
Parece que el pueblo de Dios ha llegado a aceptar la desunión como parte natural de la iglesia. Hemos adoptado el dicho “Acordemos en discordar”. Al hacer esto, estamos fomentando un espíritu de desacuerdo (1 Cor. 1:10).
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Hay algo que esté haciendo que contribuye a la desunión en mi iglesia local?
¿Es posible que la desunión dé un resultado positivo? ¿De qué forma?
¿De qué manera las personalidades y los talentos distintos pueden causar desunión en el cuerpo de Cristo?
Danielle Ignacio, Arima, Trinidad y Tobago.
=============================
ESCUELA SABÁTICA – LECCIÓN 2 – FOLLETO JOVEN
Esta semana estudiaremos la lección 2 – Causas de la Desunión
Para el 13 de octubre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*