Escuela Sabática Joven | Jueves 15 de noviembre 2018 | ¿Quién soy yo para pretender estorbar a Dios?

JUEVES 15 NOVIEMBRE
¿QUIÉN SOY YO PARA PRETENDER ESTORBAR A DIOS?
Opinión: Hech. 11:4-24
Es casi inevitable, en toda relación, que en cierto punto aparezcan conflictos. Sin embargo, la manera en que respondemos y tratamos esos conflictos determina la trayectoria futura de la relación. Ante los conflictos, los cristianos debemos representar el modelo a imitar ya sea en nuestra vida personal o espiritual.
Recuerdo esta experiencia de cuando era un muchachito. En cierto punto, mi iglesia quería hacer un esfuerzo de evangelismo. Teníamos que elegir el lugar: las instalaciones de la iglesia, la opción más económica, o pagar más y usar un lugar público en la ciudad, que estaba ubicado en una zona central y atraería una audiencia mayor.
La iglesia convocó una junta para deliberar sobre este asunto. Un grupo grande de los miembros sintió que debíamos usar nuestras propias instalaciones para ahorrar dinero, mientras que una minoría pensó que deberíamos adoptar la segunda opción. Pero otra minoría también sintió que la voluntad de Dios era que tuviéramos las reuniones en esas instalaciones públicas, y que él proveería de los recursos financieros necesarios.
La discusión se intensificó, y uno de los miembros se puso en pie y sugirió que oráramos. Para resumir la historia, nos dieron las instalaciones: y para sorpresa de muchos, la municipalidad no nos cobró nada por el uso durante toda la serie de reuniones. La campaña fue un éxito y se ganaron almas para Cristo. Cuando reflexiono sobre este incidente, recuerdo cómo a veces somos ignorantes del poder del Espíritu Santo para tocar el corazón de las personas.
Demasiado a menudo, cuando surge conflicto en nuestros círculos, aceptamos las opiniones de los más educados, los más verborrágicos o los más elocuentes de la congregación. Rápidamente reemplazamos la dirección y la guía del Espíritu Santo en nuestras iglesias y vidas por las de hombres y mujeres a quienes clasificamos como “muy calificados” sobre el tema en cuestión. Esto a menudo crea tensión, subgrupos y división en nuestras iglesias. A veces nos unimos a la mayoría, mientras dejamos de buscar la dirección del Espíritu Santo.
En este ejemplo, cuando se confronta a Pedro con su decisión de alcanzar a los gentiles, respondió: “¿Quién soy yo para pretender estorbar a Dios?” Un hermoso recordatorio de que a veces Dios nos guía a lo inesperado.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Por qué una vida de oración activa es importante en nuestra experiencia con Jesús?
¿Qué orientación deberías utilizar para atravesar los conflictos en tu grupo?
¿Cómo sabes que la voluntad y la dirección de Dios son un tema importante cuando se toma una conclusión diferente de la tuya?
Ludan Nana-Yobo, Houston, Texas. EE. UU
=============================
ESCUELA SABÁTICA – LECCIÓN 7 – LECCIÓN JÓVENES
Esta semana estudiaremos la lección 7 – Cuando surgen los conflictos
Para el 17 de noviembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*