Viernes 19 de septiembre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “ ‘Lázaro, ven fuera’ ” y “ ‘El Señor ha resucitado’ ”, El Deseado de todas las gentes, pp. 485-494; 725-731.
“El Hijo de Dios llama a la vida a los santos dormidos. Dirige una mirada a las tumbas de los justos y, levantando luego las manos al cielo, exclama: ‘¡Despertaos, despertaos, despertaos, los que dormís en el polvo, y levantaos!’ Por toda la superficie de la Tierra, los muertos oirán esa voz; y los que la oigan vivirán. Y toda la Tierra repercutirá bajo las pisadas de la multitud extraordinaria de todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos. De la prisión de la muerte sale revestida de gloria inmortal gritando ‘¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?’ (1 Cor. 15:55). Y los justos vivos unen sus voces a las de los santos resucitados en prolongada y alegre aclamación de victoria. […]
“Todos se levantan con la lozanía y el vigor de eterna juventud. […] Todas las imperfecciones y deformidades quedan en la tumba. Reintegrados en su derecho al árbol de la vida, en el desde tanto tiempo perdido Edén, los redimidos crecerán hasta alcanzar la estatura perfecta de la raza humana en su gloria primitiva” (CS 702).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Todos hemos luchado con la realidad de la muerte, su aparente carácter irreversible y su aparente sinsentido. Si no hubiera Dios, como muchos creen, ni esperanza de vida eterna ni resurrección, entonces, ¿qué significado tendría la vida humana misma? ¿Qué significaría la vida si, tarde o temprano, todos los que alguna vez vivieron mueren y cada memoria de ellos desaparece para siempre? ¿De qué manera nuestra comprensión de la resurrección responde a este dilema que, de otro modo, no tendría resolución?
2. ¿Cuáles son algunos de los peligros inherentes en la idea de la inmortalidad del alma? ¿Por qué Satanás está tan ansioso por propagar esta creencia no bíblica? ¿Qué papel jugará este concepto en el escenario religioso del tiempo del fin? Piensa en todos los engaños que circulan por allí, de los cuales estamos libres los que entendemos la muerte como un sueño hasta la resurrección.
www.escuelasabatica.es

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*