“De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos,poniendo las manos sobre ellos, los bendecía” (Marcos 10:15,16). Jesús no era un creyente judío tradicional y conservador. Al estudiar las Escrituras, los rabíes judíos habían desarrollado sus propias leyes para acompañar las leyes de Dios. Seguían estas leyes en forma más estricta de lo que seguían las leyes de Dios, e imponían estas tradiciones sobre el pueblo judío en nombre de la santidad. Pero desde sus primeros días, Jesús rehusó seguir sus enseñanzas. No seguía las prácticas religiosas normales de sus días solo porque otros le dijeran que debía hacerlo. No aceptaba automáticamente lo que hasta los maestros religiosos proclamaban que era la verdad. Él estudiaba la Escritura por sí mismo, y si no encontraba apoyo para sus tradiciones en las Escritu­ras, no sentía obligación de seguirlas. Fbr estas razones, a Jesús lo llamaron a menudo “quebrantador de la ley” .Y los líderes judíos lo acusaron también de no enseñar a sus discípulos a guardar la ley Algunos fariseos y escribas viajaron desde Jerusalén para observar a Jesús.Vieron a sus discípulos que comían pan. 81

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*