12 de agosto | “Quiero ser evangelista” | Misión Adventista Jóvenes y Adultos | División Sudasiática | Tercer trimestre 2017

India 12 de agosto

“Quiero ser evangelista

Ghukato, de 16 años de edad, estudia en el noreste de la India y quiere convertirse en evangelista algún día.

Pero él no está esperando a terminar la escuela para compartir el amor de Jesús con los demás. Ghukato aprovecha

todas las oportunidades que tiene para hablar a sus compañeros no adventistas sobre su esperanza de la segunda venida de Jesús, y se ofrece a estudiar la Biblia con ellos, si están interesados. Ghukato dice que no ha podido dejar de hablar de Jesús desde que fue bautizado cuando tenía trece años. “Quiero ser evangelista”, dice con una sonrisa ansiosa.

EL JOVEN FARO

Los padres de Ghukato se unieron a la Iglesia Adventista después de asistir a unas reuniones evangelizadoras, cuando Ghukato tenía nueve años. Tanto él como su hermano, que es dos años menor, estudian en el Colegio Adventista de Nagalandia. Este es un colegio integrado, con primaria y secundaria, en un remoto rincón del noreste de la India. El colegio tiene 204 alumnos, muchos de los cuales provienen de familias cristianas, pero no adventistas.

A Ghukato le gustan las actividades espirituales que se realizan en el colegio, especialmente la primera clase en la mañana, cuando cantan, oran y leen juntos la Biblia.

Los maestros de Ghukato se impresionan cuando ven al niño que ayuda a otros estudiantes con su tarea, y compartiendo su fe con ellos cuando surge la oportunidad. Uno de los maestros dijo: “Él no solo asiste de forma habitual a los servicios de la iglesia, sino también invita a sus amigos no adventistas a asistir a la iglesia con él; y muchos lo hacen”.

No siempre ha sido fácil compartir su fe con los demás. Los padres de algunos de sus compañeros de clase no quieren que sus hijos asistan a la iglesia los sábados. Pero Ghukato sigue invitándolos a la iglesia de todos modos.

A pesar de los rechazos que a veces recibe, él mantiene abierta la invitación, diciendo: “Está bien. Pero si en alguna ocasión puedes venir, no dejes de hacerlo”. Esa invitación abierta ha traído a varios amigos a la iglesia, incluyendo uno que pidió ser bautizado. Ghukato, dijo: “Le di estudios bíblicos, pero sus padres se negaron a permitirle el bautismo”.

Otro amigo tuvo problemas para visitar la iglesia. Cuando sus padres se enteraron, se negaron a permitirle volver.

AYUDAR A OTROS

Los rechazos no desalientan a Ghukato.

Él, simplemente, encuentra a otros con quienes hacer amistad, incluso fuera del colegio.

En un supermercado local, hizo amistad con un trabajador llamado Albert. Él y Albert han hablado sobre la Iglesia Adventista y el sábado.

Albert dice que está demasiado ocupado para ir a la iglesia, pero acepta gustoso la revista Adventist World y otras publicaciones religiosas que Ghukato le ofrece.

Su amor hacia Dios comenzó en casa, y Ghukato sigue haciendo de su hogar una prioridad. En una ocasión en que su madre enfermó y no podía limpiar la iglesia, la instó a permanecer en la cama hasta que se sintiera mejor. Cuando intentó levantarse para ir a la iglesia a limpiar, Ghukato escondió la llave y fue en su lugar a limpiarla silenciosamente, hasta que ella se recuperó y pudo hacerlo de nuevo.

UNA ESCUELA MÁS GRANDE

Si le preguntan sobre la mayor necesidad del colegio, Ghukato dice inmediatamente que es la necesidad de contar con sus propios dormitorios; y eso es cierto. En estos momentos, el colegio es una escuela diurna, pero si tuviera dormitorios, muchos más jóvenes podrían estudiar allí. La ofrenda del decimocuarto sábado ayudará a construir un dormitorio para señoritas. Pero el colegio tiene en proyecto reunir el dinero necesario para construir también un dormitorio para varones.

Ghukato dice que ambos dormitorios son importantes, pues muchos niños que desean estudiar en el colegio no pueden viajar todos los días.

Él también menciona que su mayor deseo es estar listo y a la espera para cuando Jesús venga. Su versículo bíblico favorito es Mateo 24:42, donde Jesús dice: “Manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor”.

CÁPSULA INFORMATIVA

  • La educación adventista es una parte importante del evangelismo en la División Sudasiática. Desde el comienzo de la iglesia, los colegios han sido entidades ganadoras de almas. Con un alto nivel académico en inglés, en lugar de los idiomas locales, y un factor religioso prominente, cientos de estudiantes en los colegios adventistas entregan su vida a Cristo y son bautizados cada año.

  • Este énfasis religioso también es transmitido a las familias. Un gran porcentaje de estudiantes en los colegios adventistas no provienen de hogares adventistas. Los niños hablan en su hogares de lo que han aprendido en el colegio, y en ocasiones las familias enteras eligen seguir a Cristo.

  • El Colegio Adventista de Nagalandia, en el noreste de la India, es un colegio que ofrece educación primaria y secundaria a una total de 204 alumnos. La ampliación para ser internado ha sido aprobada, pero se requiere la construcción de los dormitorios.

La ofrenda del decimocuarto sábado de este trimestre ayudará a construir un dormitorio de señoritas, mientras el colegio recauda fondos para construir un dormitorio para varones, de manera que niños y jóvenes que viven en otras ciudades podrán recibir las ventajas de una educación adventista.

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*